Community Management

Señales de que una estrategia de redes sociales no está funcionando

La competencia es fuerte en el mundo digital. Todos los días, las marcas buscan encantar a los usuarios que definen el éxito o fracaso de una compleja planificación. Si algo falla es necesario identificar las razones y tomar medidas para revertirlo.

errores redes sociales

La apuesta de las estrategias en redes sociales implica planificar qué decir, dónde decirlo, a qué hora y cómo entregar el mensaje. La calidad de los mensajes transmitidos y la gestión de las publicaciones transmitidas toman buena parte del trabajo.

Sin embargo, crear contenidos para nuestras redes sociales y publicarlos diariamente solo es una parte de la gestión. Una buena estrategia debe realizar el seguimiento de sus acciones y evaluar el impacto que logra para poder mantenerse en el tiempo.

El principal objetivo del análisis es determinar si las decisiones tomadas son las correctas para llegar a las metas proyectadas. Si no es así, es vital revisar lo realizado para evaluar los pasos a seguir.

Una forma de identificar los errores es mirar los distintos pasos dentro de la estrategia por separado. Luego, preguntarse si los formatos y métodos de publicación son los adecuadas. Finalmente, se debe analizar si el mensaje emitido coincide con lo que queremos comunicar y ayuda a la consecución de objetivos.

En esta nota revisamos señales que indican que algo no anda bien la estrategia. Además, entregamos consejos para hacer pruebas y corregir los problemas.

Los indicadores e interacciones se estancan

Al diseñar una estrategia de redes sociales, uno de los puntos centrales es determinar los Indicadores Clave de Rendimiento. Dichos valores (también llamados KPI), son los parámetros que se usan para determinar si las acciones dan resultados o no.

Existen ciertos indicadores generales para redes sociales que pueden ayudarte a orientar el trabajo, pero también tendrás que definir KPIs personalizados. La adecuada recolección e interpretación de estos datos será clave para definir si las acciones son correctas o no.

Una señal clara de que hay un problema es cuando los indicadores y las interacciones se estancan o disminuyen. El primer paso para solucionar este problema es revisar el rendimiento de cada acción. Las métricas generales también deben considerarse para entender dónde está el problema.

Si un contenido no logra el impacto esperado, por ejemplo, los números mostrarán el camino hacia la solución. Aquí se pueden realizar distintos tipos de análisis, entre otros:

  • Comparar el horario de publicación con el flujo de tráfico hacia el sitio.
  • Estudiar la relevancia y calidad del contenido.
  • Evaluar las medidas de difusión que se tomaron.

Si al analizar las acciones todo parece estar funcionando bien, tal vez el problema ocurrió porque los usuarios cambiaron. En este caso tendrás que revisar los datos de la comunidad y planificar un rediseño de la estrategia para adecuarla a ellos. Analiza las tendencias en formatos, temáticas, uso de tecnologías y horarios para adaptar el trabajo.

Los contenidos no logran visibilidad

La forma en que el contenido es presentado puede determinar que un like pase a ser una cotización o concretar una venta. Este es uno de los tópicos importantes dentro de una estrategia de redes sociales que no se puede descuidar.

El clickbait y los títulos engañosos pueden lograr una alta visibilidad en un comienzo, pero dañan la confianza de los usuarios y perjudican la imagen de la empresa. Además, algunas redes como Facebook penalizan estas acciones.

Otra causa de la baja visibilidad puede estar el formato usado. Muchos pueden ser atractivos para la comunidad general, pero hay que cuestionarse si son adecuados para los usuarios del proyecto.

Animaciones, videos, imágenes y otros elementos audiovisuales pueden agregar valor añadido al mensaje, siempre que se adecúen a los usuarios. Por ejemplo, los filtros de snapchat y los memes probablemente serán más efectivos entre los adolescentes.

Una buena estrategia de redes sociales conoce al público al que se busca seducir, comprende su comportamiento, aspiraciones y cómo reacciona. Usando esta información, el relato debe diseñarse para que se sientan representados.

El tráfico sube, pero las conversiones bajan

En algunos casos, las métricas muestran que los seguidores suben, la interacción crece y el tráfico se eleva. Sin embargo, estos datos no le servirán de mucho a una empresa si las conversiones disminuyen progresivamente.

La causa de este problema suele estar en el diseño base de la estrategia. Muchos se quedan con las métricas de vanidad y olvidan los objetivos finales. Para solucionar esto se deben replantear los indicadores de rendimiento y planificar las acciones de acuerdo a ellos.

Si esto ocurre de un día para otro, lo más probable es que el público haya evolucionado, dejando las acciones obsoletas. En este caso se debe hacer un rediseño de la estrategia para actualizar las acciones.

Un alto tráfico y número de seguidores siempre ayudará a la visibilidad de la marca, pero si no se están registrando conversiones es necesario aplicar nuevas acciones para atraer a nuevos usuarios y prospectos.

 

La clave para saber si una estrategia está dando resultado está en el análisis de métricas. Un seguimiento constante te permitirá identificar problemas a tiempo y darle el enfoque adecuado a los esfuerzos.

Logo IDA
Investigamos las tendencias en proyectos y estrategias digitales para complementarlas con nuestra experiencia en artículos informativos. Nuestro objetivo es aportar al desarrollo del área, discutiendo la efectividad de las tecnologías y técnicas aplicadas.

Comentarios

jorge Loayza

hace 6 meses

Genial eso de las “estrategias de vanidad”. saludos.

Víctor Jaque

Víctor Jaque

hace 6 meses

Hola Jorge

Gracias por tu comentario. Recuerda seguir atento a nuestros contenidos y redes sociales.

Saludos!