Diseño de interfaces

Tendencias de arquitectura de información y UX para 2017

Revisamos cuatro tendencias que impulsarán cambios en el trabajo de arquitectura de información y experiencia de usuario durante el próximo año.

interfaz de usuario en tablets

En el mundo digital todo está en constante cambio. La tecnología avanza e introduce nuevas opciones, impulsando la creación de plataformas, dispositivos y herramientas. Por otra parte, los usuarios aprenden y experimentan nuevas necesidades, formando a su paso modas y tendencias.

La arquitectura de información y el diseño de la experiencia de usuario deben responder a estos cambios. Para considerarlos y adaptarnos a tiempo, revisamos cuatro tendencias en que veremos desarrollarse durante el 2017 en esta área.

Pensar en los nuevos usuarios

Cada año son más los usuarios que navegan Internet y un porcentaje de estos queda fuera del grupo de los “nativos digitales”. Aunque no se quiera, siempre se diseñan experiencias para el usuario ideal, dejando de lado a aquellos que se relacionan poco o nada con la tecnología.

Abrir el espectro de los casos de uso en los proyectos permite “diseñar para el error”. Esto es, anticiparse a los errores y definir flujos que permitan un mejor entendimiento para el usuario.

Integrar la retroalimentación háptica

Una retroalimentación háptica es la respuesta de un dispositivo ante el uso del tacto de un usuario. Por ejemplo, la vibración que sentimos al tocar una tecla en nuestro smartphone.

La tecnología utilizada en los nuevos dispositivos digitales ha avanzado notoriamente, abriendo una puerta para indagar en la creación de diversas experiencias. Estos cambios podrían incluso llegar a modificar sus comportamientos, como en el caso del Force o 3D Touch.

Salir de la linealidad

En muchos procesos el usuario siempre es guiado linealmente, como al pedir un taxi o al realizar una compra. Si bien esto apunta a generar una experiencia fácil, rápida y eficiente, la autonomía del usuario para descubrir y utilizar el sitio o aplicación es acotada.

Hacer converger todos estos elementos en una plataforma es una desafío que varía constantemente. Esperamos que 2017 sea el año en que podamos ver más diseños atreviéndose a sacar a los usuarios de la linealidad a la que están acostumbrados.

Utilizar herramientas de prototipado rápido

Cuando comenzamos a prototipar siempre vamos pensando en una que otra interacción. Lo importante aquí es no dejar nuestros diseños estáticos, sino traerlos a la vida para visualizar lo que tenemos en mente.

Para lograr esto existen diversas herramientas, como Marvel App, UXpin e InVision, entre otras. Estas son fáciles de usar y permiten construir flujos e interacciones en nuestros diseños, facilitando su comprensión tanto para nuestro equipo como para los clientes.

Por otro lado, también nos servirá el papel y la pizarra para prototipar. Estos recursos permiten agilizar la visualización de ideas y establecer acuerdos en reuniones iniciales, para luego llevarlas a un entregable o a su implementación digital.

 

Estas tendencias buscan mejorar la relación entre personas y máquinas, agilizando los procesos tanto desde el lado de los sistemas como de los usuarios.

Otro punto importante será integrar la tecnología de forma innovadora. Los nuevos dispositivos y la formación de un usuario familiarizado con las interfaces ayudarán al desarrollo de soluciones tecnológicas eficientes y a la medida de las personas.

Encargada de Arquitectura de Información
Participo en el desarrollo de proyectos web haciéndome cargo de la arquitectura de información, usabilidad y experiencia de usuario. En base a esto, considero que el trabajo multidisciplinario es primordial para proponer nuevas ideas y soluciones enfocadas a los medios digitales.

Comentarios

jorge loayza

hace 9 meses

hola Sofía, una duda: como sería más explícito el concepto de “salir de la linealidad”?. Buen artículo y saludos.

Sofía Savoy

hace 9 meses

Hola Jorge,

La idea es que se le den al usuario más opciones dentro de una app o un flujo para que no sea guiado de forma tan “monótona”. Por ejemplo, una app de taxi te pide ubicación, destino y forma de pago… bajo esa simple lógica lineal, al usuario se le podría ofrecer agendar un viaje a futuro (cosa que ya se está realizando), repetir un viaje, guardar un viaje como frecuente, ver qué choferes recomendados están por la zona, etc.

Como puedes ver, hay un montón de alternativas y elementos que el usuario podría descubrir y decidir utilizar en una app, lo que no implica que se vuelva difícil de manejar o que se sobrecargue de información.

Espero haya aclarado tu duda,
Saludos y gracias por comentar!