Experiencia de usuario

Explorando la usabilidad de UberEATS

UberEATS está en Chile y pretende convertirse en el mejor delivery del país. La aplicación cuenta con una variada carta de platos, los que son repartidos por un conductor en bicicleta, moto o auto.

En diciembre de 2017 debutó UberEATS en Chile. Se trata de una plataforma de la misma compañía de transporte que busca ser un “menú en línea” para sus usuarios y promete entregar los pedidos en 30 minutos.

En este momento la aplicación se encuentra en fase inicial y funciona en las comunas de Santiago, Vitacura, Las Condes, Providencia, Independencia y Recoleta. Según el gerente corporativo de Uber, Felipe Contreras, esto se debe a la falta de experiencia que tienen sobre este tipo de servicio. “Queremos aprender bien como es el mercado chileno. Queremos acotar el lanzamiento para ir asegurando la calidad“.

¿Cómo usar UberEATS?

Quienes deseen comprar a través de UberEATS tienen dos opciones: descargando la aplicación desde su Google Play o App Store o ingresando a ubereats.com desde un ordenador.

Cualquiera sea la opción elegida, el servicio pide ingresar un número de contacto y la clave del perfil de Uber (en caso de tener una cuenta). De lo contrario, se puede crear un nuevo usuario. Ahora, ya puedes hacer tu primer pedido.

Entre las opciones de comida se encuentran: comida saludable, vegetariana, libre de gluten, ensaladas, postres, jugos, comida rápida, café, comida internacional, helados y alcohol.

La importancia del UI/UX en UberEATS

Definitivamente, la aplicación está pensada para hacer feliz al usuario. Es fácil de usar, genera filtros por defecto para ordenar los locales, precios, tipo de comida, restaurantes recomendados, localización y tiempos de demora. También destacan otros elementos UI/UX que mencionamos a continuación:

  • Los alimentos están bien presentados con descripciones de pie de página, las que brindan más detalles sobre la cocina del local.
  • Cuenta con un botón de “extras” con sugerencias de: platos más económicos, especialidades de la casa, combos y comidas con acompañamientos.
  • El filtro se hace desde la barra de búsqueda presente en la parte superior de la pantalla. Por tanto, puedes encontrar lo que buscas por el nombre del restaurant o por el plato de comida.
  • Minimizando los controles al usuario es más fácil de utilizar la app.
  • Existe un rango de costos y tiempos de entrega ajustado a la demanda del público.
  • Puedes hacer un pedido inmediatamente o agendarlo al delivery con anticipación. Una vez finalizada la tarea se procede a evaluar el servicio.

Los aspectos negativos de la app

Mencionamos dos aspectos para mejorar en la aplicación móvil; la primera, es que tarda hasta 5 segundos para iniciar. La segunda, es que la primera vista siempre tiene los mismos locales. Algo que sin duda debe mejorar.

La competencia de UberEATS

Tanto en Chile como en el extranjero hay distintas compañías de delivery de comida online. Emprendimientos populares y fáciles de utilizar a la hora de pedir comida u otro producto. Los más reconocidos son:

  • PedidosYa: Es el referente en Latinoamérica y su app ha sido descargada por más 8 millones de usuarios. Ha logrado conectar a más de 15 mil restaurantes en países como Argentina, Uruguay y Brasil.
  • Rappi: Fue lanzada en México en 2015 y ya está funcionando en Colombia. Además de repartir platillos preparados, cuenta con la opción para comprar en el supermercado con entrega a domicilio.
  • Just Eat: Es el referente en España. Funciona en más de 13 países de América, Asia y Oceanía y Europa.

La llegada de UberEATS es una interesante propuesta para el mercado. Esto permite mejorar la experiencia usuaria desde el proceso de pedidos, sin que presente fallas y haciéndola más intuitiva.

Silvia González
Periodista en práctica
Siempre me he interesado por el fenómeno de redes sociales y cómo los usuarios se relacionan y crean conversaciones y vínculos afectivos en ellas. Durante mi formación universitaria me dedique a estudiar la comunicación estratégica organizacional, entendiendo que siempre se debe estar preparado para una crisis comunicacional. Esto lo complemento con mis ganas de seguir aprendiendo sobre alimentación consciente y en armonía con los otros seres del planeta.

Comentarios