Estrategias en redes sociales

¿Cuál es la influencia de los bots en Twitter?

Las redes sociales son la nueva plaza pública. Allí, por ejemplo, los políticos intercambian opiniones e información con sus seguidores y detractores, generando debate y opinión. El problema se produce cuando tras un arroba no hay un ser humano.

En marzo de 2017 la cantidad de cuentas de Twitter era de 319 millones. Quizás, una cifra baja al compararla con los 1.150 millones de usuarios activos de Facebook o las cerca de 700 millones de cuentas que posee Instagram.

Aunque parece un número pequeño, su influencia es significativa cuando se utiliza para comentar eventos en tiempo real. El tuit de un presidente o figura mediática, si impacta a sus seguidores, puede incluso marcar la agenda de los medios y la conversación diaria.

Un estudio de la Universidad del Sur de California (USC, por su siglas en inglés) demostró que 48 millones de las cuentas de Twitter (un 15% del total) son falsas. Solo una comparación: la cifra equivale a la suma de la población de Perú y Ecuador.

De acuerdo a la investigación, este número corresponde a los denominados bots, o perfiles controlados por un software. Su principal finalidad es publicar mensajes  o generar interacciones según parámetros específicos.

Hay casos donde automatizar las redes con bots es útil. Un ejemplo es programar mensajes usando IFTTT para su publicación cuando ocurre un desastre natural o la temperatura supera cierto nivel. Así, se puede responder rápidamente ante emergencias. Otro ejemplo son los sistemas como buscandriu, que ayuda a llevar datos de empleo a los usuarios correctos.

El escenario opuesto ocurre cuando los bots se usan para compartir información incorrecta o generar interacciones que no tienen un emisor válido. Estas aplicaciones afectan las estrategias negativamente y engañan a los usuarios.

Los bots electorales de Twitter

Algunos ejemplos recientes de un mal uso de bots en Twitter se dieron en las elecciones de Estados Unidos y Francia.

La investigación de la USC aseguró que aproximadamente el 20% de las cuentas que comentaban negativamente sobre Emmanuel Macron eran bots. Para ello, se analizaron cerca de 17 millones de cuentas que mencionaron al actual presidente galo.

Además, se descubrió que estos perfiles programados también emitieron mensajes positivos sobre Donald Trump durante la lucha electoral por la Casa Blanca. Una vez confirmado su triunfo, dejaron de publicar.

Entre las conclusiones de los académicos, destaca que la mezcla entre dinero y bots tiene el potencial peligro de influir en la opinión pública. Con esta técnicas, existe la posibilidad real de alcanzar una masa crítica con mensajes prefabricados.

Acciones de Twitter para controlar a los bots

En una red social donde la información que se comparte en tiempo real es lo más importante, la calidad de los datos que se transmiten en ella es vital. Para ello, Twitter trabaja en múltiples medidas.

Una de ellas, anunciada en los primeros meses del 2017, implicó el monitoreo y tratamiento especial de cuentas que comparten contenido sensible, como fotos o videos explícitos. En síntesis, mostraba mensajes advirtiendo el tipo de información que publican.

Además, los perfiles que no tenían mayor información personal -como el clásico huevo en vez de una foto- fueron silenciados.

También la plataforma se encuentra optimizando su sistema para ocultar mensajes que tengan ciertas palabras clave.

La evolución de los bots que hoy operan en Twitter es rápida y sostenida. De ser solo cuentas que emitían información de dudosa calidad, ya pueden “participar” de conversaciones en tiempo real.

Son capaces de responder mensajes, dar “me gusta” e incluso retuitear algún dato. Este hace que rastrearlas sea complejo. Por ello, la misión es siempre cuestionar la veracidad de la información que se comparte o recibe, ya que tras un arroba puede existir o no un ser humano.

Víctor Jaque
Gestor de contenidos y comunidades
Investigo y genero contenidos útiles que permiten conocer y adaptarse al siempre cambiante mundo digital. Busco llegar a usuarios y clientes con mensajes claros, que cuenten lo que hace la empresa y respondan a las necesidades del lector final.

Comentarios

vadimandres

hace 2 meses

Estimado, alguna relación con el concepto de pos-verdad ?

Víctor Jaque

Víctor Jaque

hace 2 meses

Hola!

Gracias por seguir nuestros contenidos. El uso indiscriminado de bots es un factor que puede alimentar la llamada “post-verdad”. Por ejemplo, el carácter “masivo” de un comentario -y lo rápido que se difunde usando esas cuentas falsas- se contrapone en oportunidades a la capacidad de verificarlo con la misma velocidad. En la práctica, como “muchos lo dicen, debe ser cierto”.

Saludos!