Resumen 2016

Equipo, aprendizaje y confianza

Fue un año intenso, quizás raro, en el que pasaron cosas que nos hicieron replantearnos hacia dónde vamos. Esto es lo que nos deja un año más en IDA.

2016

A días de que termine el 2016, es común leer y hacer balances de lo que fue el año. Algunos han planteado que fue un mal año, que hubo varias muertes importantes que lamentar, que la idea de un mundo más solidario se ve opacada por la vuelta a comportamientos racistas y porque a ratos, todos parecen estar más preocupados de si mismos.

En nuestro caso, después de un 2015 que a ratos parecía muy difícil, el 2016 fue un año raro, no sé si malo. Si tuviera que resumirlo en conceptos, creo que hay tres que lo describen perfectamente: equipo de trabajo, aprendizaje constante y fortalecer las confianzas. Todos, de una forma u otra, marcaron el desarrollo de los distintos proyectos y del día a día en nuestra oficina.

Fue un periodo que nos tenía preparado varios cambios en el equipo. Eso nos obligó a tener que adaptarnos a una estructura nueva, un poco más pequeña y apostar al trabajo multidisciplinario entre nuestros compañeros, pero también en la pega de cada uno.

Así, algunos retomamos un rol en el área de Arquitectura de Información, otros volvimos a hacer informes de métricas, otros tomamos tareas del área comercial o pasamos de diseño a AI. Cambios más, cambios menos, me alegra ver cómo mis compañeros se adecuaron y enfrentaron el desafío.

Todos tuvieron la capacidad de adaptarse y asumir el desafío de cambiar, de pensar afuera de la caja. Eso no puede más que enorgullecerme del equipo que tenemos, de la capacidad de cada uno de enfrentar las dificultades y trabajar en conjunto por soluciones de mejor calidad.

Workshops para compartir nuestro conocimiento

Otra de las cosas que destaco de este año es que por fin concretamos una idea a la que con Maximiliano Martin llevábamos un rato largo dándole vueltas. Comenzamos a sistematizar nuestra experiencia en módulos que se convirtieron en workshop.

En total realizamos catorce workshops sobre Experiencia de Usuario, Arquitectura de Información, Diseño de Interfaz y Marketing Digital. Algunos de ellos organizados en conjunto con DUOC, Esval y Chilquinta, además de participar con un taller en el día comunitario de ISA’16.

Comenzar a compartir nuestro conocimiento en este formato, significa que tenemos que ser aún mejores investigando y desarrollando soluciones, para poder sistematizarlas después y enseñarlas a otros. Es estar siempre a la vanguardia del conocimiento, leyendo, indagando.

También significa que, si las tareas administrativas nos han alejado de nuestras áreas principales de experiencia profesional, debemos volver a estudiar, actualizar nuestros conocimientos, retomar un rol más ejecutor en los proyectos. Enseñar a otros siempre es un proceso que nos invita a estar al día, pero también a aprender de lo que otros están haciendo.

Además, hacer los workshop nos permite evaluar nuestras metodologías, revisarlas en equipo y detectar mejoras y optimizaciones de los procesos. Eso ha sido una oportunidad para todos los que conformamos IDA, porque nos hace cuestionarnos la forma en que hacemos nuestro trabajo e identificar los aspectos que debemos mejorar.

Fortalecer la confianza con clientes

El tercer elemento que caracterizó al 2016 tuvo que ver con fortalecer la confianza con nuestros clientes. El más representativo es Santo Tomás. Por las características de los distintos proyectos, necesitábamos que todo saliera de acuerdo a la planificación y en óptimas condiciones. Uno de los principales retos se relacionaba con el sitio de Admisión que debía ser estable en todo el proceso de postulación.

Nuestras contrapartes tenían mucho temor de que nuestra solución no fuese lo suficientemente robusta para responder a periodos de alta demanda. Y, sin revelar datos estadísticos, podemos decir que lo logramos con creces. Disponibilizamos 14 sitios, trabajando bajo un cluster de servidores, pero con una plataforma de contenidos única y centralizada, sin versiones lite ni light como habían tenido hasta el año anterior. Sin duda, un tremendo proyecto que ya está rentabilizando sus resultados.

No sólo tuvimos que ser capaces de desarrollar una solución adecuada para el requerimiento de nuestro cliente, sino también hacer que confiaran en lo que les estábamos diciendo, que nos vieran como aliados de su trabajo. Debimos darles la certeza de que para nosotros era tan importante como para ellos que todo funcionara de manera correcta, que la preocupación de ellos era lo que motivaba al equipo de IDA a hacer el mejor trabajo.

Hoy, cuando ya pasó gran parte del periodo más crítico, estamos muy tranquilos porque todo ha salido como planificamos.

Replantear nuestra labor como empresa

Como bonus, creo que nuestra participación en el Interaction South America 2016 nos sirvió para replantearnos lo que estamos haciendo como empresa, tener claro el foco del trabajo diario, las razones que nos mueven a estar en este rubro.

Como cierre, me quedo con dos frases. Una de Alan Cooper, que nos planteó que:

El poder de crear software también significa tener una gran responsabilidad.

Y otra de Jorge Arango:

Mi preocupación es que cuando converso con diseñadores están enfocados en cosas particulares, una app, un sitio. Los diseñadores deben adoptar una perspectiva holística, más integral, que trascienda de nuestro ego a práctica cocreativa.

Tanto Cooper como Arango desafiaron a toda una comunidad a pensar de manera distinta la disciplina de crear Experiencia de Usuario.

Como IDA, creemos que tenemos la oportunidad de hacer una mejor experiencia de usuarios, más allá de si es un sitio, una aplicación, o un plan comunicacional en una red social. Entendemos que nuestro trabajo trasciende, como planteó Arango, a una interfaz y debemos tener eso claro.

Nuevos proyectos para 2017

El 2017 nos encuentra con los ojos más abiertos, con ganas de enfrentar proyectos nuevos, pensando cómo hacer que nuestra pega como consultora en Experiencia de Usuario se vuelve útil a los proyectos en los que trabajamos.

Ya realizamos dos proyectos relacionados con el Diseño de Servicios en Chilquinta y Esval. Esta nueva experiencia nos permitió explorar otros ámbitos del diseño de experiencia perfilar productos en esa área.

También están fijados por lo menos ocho workshop para distintos clientes, además de los que planificados para público general. Seguimos revisando ese modelo y fortaleciéndolo para compartir con otros nuestra experiencia y, a la vez, aprender de los demás.

Todo esto nos demuestra una vez más que para crecer primero hay que hacer. La perfección se logra con la práctica.

A nivel de proyectos, estamos culminando la primera etapa de la ejecución de la estrategia digital de Assa Abloy y las empresas que conforman a la compañía, proceso que nos ha permitido acompañarlos en la definición estratégica y digital, perfilando un modelo que piensa en los usuarios y es capaz de responder a esas necesidades.

Además, hay otros proyectos que están en etapa de formalización contractual, pero no adelantaremos nada hasta que eso ocurra.

Así nos encuentra el 2017. Con varias cosas ya en carpeta y con la claridad que nos dio un año complejo.

Para todos, un gran abrazo y que el 2017 nos trate bien.

maxvillegas
Director General
Investigo lo último en tecnología web, para ofrecer soluciones innovadoras en los proyectos. Encargado de resolver problemas de integración en diversas API's, servicios y plataformas que operamos. Me gustan los proyectos perfectamente terminados, con código bien estructurado, simple y legible.

Comentarios