Métricas para el éxito de tu negocio online

¿Cómo nos ayuda la analítica web en la estrategia digital?

La analítica web no es solo entrar a Google Analytics, implica la recopilación e interpretación de datos que generan conocimiento en el marketing digital.

En toda estrategia digital uno de los principales desafíos es tratar de definir la efectividad -y retorno de la inversión (ROI)– de cada una de las acciones de marketing digital realizadas en los diferentes canales: redes sociales, buscadores, email, publicidad en banners, adwords; para así medir el rendimiento de tu propia web o comercio electrónico. En el trabajo diario se puede perder el rumbo por eso es esencial preguntarse : ¿Estoy yendo por buen camino? Para esta cuestión, es necesario abordar la Analítica Web.

Hoy por hoy, con el estado de la tecnología aplicada en internet, es posible conocer prácticamente cualquier cosa que suceda en nuestra web. Cualquier interacción en una página genera un rastro, una densa capa de datos que está a nuestro alcance, solo hay que saber cómo convertirlos en información y conocimiento. Es aquí donde disciplinas como la analítica web se convierten en nuestro mejor aliado.

¿Qué es, entonces, la Analítica Web?

Es la disciplina que recopila, mide e interpreta los datos de uso generados por los usuarios al interactuar con una web determinada, para así extraer las conclusiones que generen recomendaciones concretas y necesarias para mejorar y optimizar el sitio. En otras palabras, se trata de transformar los datos recolectados en información valiosa que derive en conocimiento, permitiendo la toma de decisiones efectivas y por consiguiente la definición de una estrategia más integral en el negocio digital.

La analítica web no es solo generar reportes, también comprende la formulación de conclusiones acerca de lo que está sucediendo en nuestro canal web y entregar recomendaciones para el funcionamiento del negocio digital

Para comprender de mejor forma la aplicabilidad de esta disciplina, la española Gemma Muñoz, experta en analítica web y co-autora del libro “El Arte de Medir”, desarrolla 4 pilares fundamentales, expresados en la ponencia que presentó en Chile Digital.

pilares-analiticaweb

Captación o Adquisición

No importa cual sea el objetivo final de nuestro sitio, siempre debe existir una estrategia inicial de captación de tráfico, porque sin tráfico cualquier proyecto digital muere. Por esta razón debemos supervisar de qué manera estamos captando nuestras visitas; a través de qué medio llegan (redes sociales, buscadores, Adwords, email), cuáles son las landing pages más efectivas y cuál es el volumen de tráfico. Al recopilar estos datos podremos saber, a ciencia cierta, cuál esfuerzo en marketing digital genera los mejores resultados, si estamos llegando al target correcto, si las campañas pagadas (SEM, facebook ads, afiliados) están generando retornos, si las publicaciones en redes sociales nos generan ventas, si nuestra campaña de posicionamiento seo genera resultados. Además, podremos generar conclusiones de performance, reevaluar estrategias en los distintos canales, potenciando los exitosos y corrigiendo los deficientes. En este punto, segmentar visitas según su procedencia es un requisito fundamental.

Activación

Una vez captado el tráfico en nuestro sitio, el siguiente desafío es persuadir al visitante. Aquí veremos cómo funciona la web a nivel de diseño y contenido, trabajando de cara a una optimización web continua. Mediremos, entonces, cuál es la efectividad que tienen nuestras páginas, qué contenidos buscan, si la web es usable, si se entienden los llamados a la acción. La clave está en la capacidad que tengamos de atrapar al usuario y motivarlos a realizar distintas acciones que nosotros definamos (diseño orientado a la conversión).

Nuestro sitio web es el centro de operaciones de cualquier estrategia online, por tal razón es fundamental tratar de entender qué hacen las visitas una vez que aterrizan en nuestras landing pages, medir que tan efectivo es nuestra oferta (producto/servicio) y que elementos utilizados (diseño, facilidad de uso, contenido, multimedia) facilitan al usuario hacia la conversión. Porque, ¿De qué nos sirve captar tráfico si la mayoría de estos visitantes huyen en los primeros segundos?.

Conversión

Esta es la etapa clave, el punto de llegada de toda estrategia digital. En la analítica web, la conversión mide la cantidad de visitas que realmente están realizando las acciones que proponemos (compra, registro de email, descarga de archivo, suscripción a newsletter), a través de qué canal logramos la mayor tasa de conversión, cuáles son nuestros puntos de fuga y la efectividad de nuestros llamados de acción. Con esta información podemos inferir si nuestro proceso de compra y navegación es el adecuado, para así realizar los cambios necesarios que mejoren el rendimiento de cara a la conversión.

Retención

Fidelizar para reconvertir, porque siempre será más sencillo que quien tenga una buena experiencia, repita. Lo fundamental, en este caso, es dar razones de peso para que nuestros clientes vuelvan a visitarnos, identificando cuáles son los patrones de comportamientos de nuestros usuarios recurrentes, para entregarles mejores condiciones de interacción, navegación y descubrir sus necesidades. Por lo tanto, nuestros esfuerzos deben dirigirse a incrementar y medir el nivel de fidelización haciendo uso de los diferentes canales, impulsando tanto la reconversión como la viralización del producto-contenido usado, para convertir a los usuarios en embajadores de la marca, el santo grial de toda estrategia de marketing digital.

Pese a ser una herramienta completa y sólida, la analítica web debe considerar, en su conjunto, los datos e información cualitativa, para así elaborar la fotografía completa de nuestra web

Finalmente este modelo nos demuestra la importancia que tiene la analítica web no solo para medir el éxito de nuestra estrategia digital sino también para buscar la rentabilidad de todo negocio por internet. No obstante, debemos de aclarar que para tomar decisiones más aterrizadas se deberán analizar tanto los datos cuantitativos como su lado cualitativo. El “qué“ pasa en nuestra web es importante, pero el “por qué“ está pasando es aún más.

La analítica web o digital nos permite conocer las preferencias de nuestros usuarios para tratar de adaptar nuestra oferta en base a sus necesidades. Tener nuestros objetivos claro, monitorear indicadores claves y establecer una metodología de mejora continua serán el ingrediente perfecto para optimizar y rentabilizar cualquier negocio online.

Sostengo que el análisis de métricas es el paso fundamental hacia la rentabilización y optimización de cualquier estrategia digital. Por eso mi pasión se enfoca en la Analítica Web y en estrategias de marketing digital orientando a conversiones, posicionamiento web (SEO) y rentabilización de medios online y comercio electrónico.

Comentarios